CROWDSOURCING:1000 PERSONAS PIENSAN MÁS QUE UNO




Las mejores ideas y talento pueden estar en cualquier lugar, y el crowdsourcing permite descubrirlo y conseguir las mejores y más innovadoras ideas para resolver problemas. Además, si dos cabezas piensan mejor que una, ¿qué podrían lograr MILES?


El crowdsourcing es una forma de innovación abierta en la que se convocan cientos o miles personas para aprovechar su conocimiento, creatividad y diversidad para solucionar problemas complejos o desarrollar proyectos como el lanzamiento de un nuevo producto.


El crowdsourcing se puede implementar en proyectos de todo tipo, desde diseño de productos hasta desarrollos tecnológicos. Un claro ejemplo es Lego con su plataforma Lego ideas, a través de la cual los fanaticos suben ideas que se han convertido en algunos de sus productos más exitosos, como la del submarino amarillo de los Beatles. Además, el crowdsourcing se puede implementar en todas las industrias, como la cinematográfica donde fanáticos han ayudado a filmar películas o cortometrajes, como “Awesome; I … shot that” la película de un concierto del grupo los Beastie Boys que fue filmada por 50 miembros de la audiencia.


Sin embargo, en la práctica realizar ejercicios de crowdsourcing tiene mucho más trabajo que simplemente poner cientos de personas a idear. Para lograr resultados exitosos es importante tener en cuenta factores como la logística, la burocracia de la compañía, regulaciones como la propiedad intelectual y la capacidad de convertir las ideas obtenidas en soluciones por las cuales el mercado esté dispuesto a pagar y que sean sostenibles.


Un ejemplo de lo anterior, es el reto “Comunidades Colaborativas” que lanzó Constructora Bolívar, una de las constructoras líderes en Colombia, en compañía de Channge con el objetivo de encontrar mecanismos de colaboración que apoyaran los negocios de los más de 600 mil residentes de los conjuntos y barrios desarrollados por la constructora, teniendo en cuenta todas la limitaciones generadas por la coyuntura del Covid-19, como la restricción de contacto físico.


En este reto, se aprovechó el potencial de los propios residentes de viviendas construidas por la compañía para que trabajaran junto a estudiantes universitarios en la creación no sólo de ideas novedosas, sino también, de soluciones de alto impacto y viables. Un proceso de crowdsourcing exitoso requiere tener capacidad de convocatoria masiva, pero también es importante articularse con los participantes para que realmente entiendan el contexto del reto que se les está planteando y así construyan soluciones de gran valor y es por esto que en los retos de innovación abierta de Channge todos los participantes pasan por un entrenamiento donde aprenden metodologías y herramientas de innovación e implementan lo aprendido en las construcción de sus propuestas.


Además, en los retos de innovación abierta de Channge uno de los puntos claves es la preparación de los participantes para que creen pitches exitosos. Hay muy buenas ideas que no son tenidas en cuenta por no comunicarse de forma asertiva, en muchas ocasiones los expositores se extienden en el detalle de cada punto de su propuesta perdiendo tiempo valioso para compartir los puntos realmente importantes, no tienen en cuenta el perfil de los jurados o el público al que están presentando o simplemente hacen presentaciones tan planas que un minuto después ya nadie recuerda su propuesta.


En el reto de “Comunidades Colaborativas”, Constructora Bolívar encontró propuestas que realmente solucionaban la problemática que se estaba presentando. Teniendo en cuenta la situación que vivimos en el 2020 y que la solución era parte su programa de construcción de capital social, la ejecución del proyecto se convertió prioritaria para la organización. Por lo anterior, la compañía decidió continuar con el acompañamiento de Channge en la fase de piloto e implementación de la solución, así lograron llevar al mercado la propuesta ganadora e implementarla con éxito en 3 ciudades en menos de 4 meses.


La propuesta ganadora fue presentada por 2 residentes de viviendas de interés social construidas por la compañía y por un estudiante de una universidad privada, en la que presentaron el proyecto VECI, una plataforma exclusiva para que los residentes pudieran comprar, vender e invertir en negocios de otros residentes por medio de un chatbot.


La respuesta de los residentes y clientes de Constructora Bolívar fue tan buena que el proyecto se transformó en un marketplace propio de Constructora Bolívar para sus clientes y un canal de ventas de vivienda.​ También se ha convertido en un programa de responsabilidad social referente en el país, de tal forma que entidades como la gobernación del Atlántico y las alcaldías de Madrid y Anapoima han decidido replicar la misma solución en sus departamentos con la ayuda de Constructora Bolívar y Channge.





Laura Arcila

Economista y negociadora internacional

Universidad Icesi






139 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo