top of page

CROWDSOURCING:1000 PERSONAS PIENSAN MÁS QUE UNO




Las mejores ideas y talento pueden estar en cualquier lugar, y el crowdsourcing permite descubrirlo y conseguir las mejores y más innovadoras ideas para resolver problemas. Además, si dos cabezas piensan mejor que una, ¿qué podrían lograr MILES?


El crowdsourcing es una forma de innovación abierta en la que se convocan cientos o miles personas para aprovechar su conocimiento, creatividad y diversidad para solucionar problemas complejos o desarrollar proyectos como el lanzamiento de un nuevo producto.


El crowdsourcing se puede implementar en proyectos de todo tipo, desde diseño de productos hasta desarrollos tecnológicos. Un claro ejemplo es Lego con su plataforma Lego ideas, a través de la cual los fanaticos suben ideas que se han convertido en algunos de sus productos más exitosos, como la del submarino amarillo de los Beatles. Además, el crowdsourcing se puede implementar en todas las industrias, como la cinematográfica donde fanáticos han ayudado a filmar películas o cortometrajes, como “Awesome; I … shot that” la película de un concierto del grupo los Beastie Boys que fue filmada por 50 miembros de la audiencia.


Sin embargo, en la práctica realizar ejercicios de crowdsourcing tiene mucho más trabajo que simplemente poner cientos de personas a idear. Para lograr resultados exitosos es importante tener en cuenta factores como la logística, la burocracia de la compañía, regulaciones como la propiedad intelectual y la capacidad de convertir las ideas obtenidas en soluciones por las cuales el mercado esté dispuesto a pagar y que sean sostenibles.


Un ejemplo de lo anterior, es el reto “Comunidades Colaborativas” que lanzó Constructora Bolívar, una de las constructoras líderes en Colombia, en compañía de Channge con el objetivo de encontrar mecanismos de colaboración que apoyaran los negocios de los más de 600 mil residentes de los conjuntos y barrios desarrollados por la constructora, teniendo en cuenta todas la limitaciones generadas por la coyuntura del Covid-19, como la restricción de contacto físico.


En este reto, se aprovechó el potencial de los propios residentes de vivien