top of page

La mejor metodología de innovación para tus proyectos



Existen diversas metodologías y herramientas para desarrollar proyectos de innovación en las organizaciones. Sin embargo, implementarlas con éxito no es tan fácil e incluso pueden terminar convirtiéndose en un obstáculo.


Implementar metodologías como Design Thinking, Lean Startup o Agile, solo porque otros lo hacen y les ha funcionado, es la mejor manera de asegurar un gran fracaso. Antes de decidir las herramientas de innovación con las que se va a trabajar en los proyectos de las compañías, es fundamental conocer muy bien el problema a resolver y los objetivos que se quieren alcanzar.


Lo anterior hará más fácil definir las metodologías y las herramientas que se van a utilizar en cada una de las fases del ciclo de innovación. El ciclo de la innovación se puede definir en cinco grandes fases: estructurar, idear, prototipar, pilotear, desarrollar e implementar. A continuación, describiremos las metodologías más adecuadas para cada fase.


Design Thinking:


Design Thinking es una metodología centrada en el usuario, por eso herramientas como los mapas de empatías, los 5 por qué y “un día en la vida de” son ideales para las fases de estructuración e ideación. Estas herramientas permiten conocer muy bien al usuario y sus necesidades para generar ideas que solucionen una problemática real, de forma viable y escalable.


Lean Startup:


En las fases de prototipo y piloto se busca validar las ideas generadas previamente, esto convierte al método Lean Startup en una gran herramienta para cumplir estas tareas. Su proceso iterativo permite detectar los errores o fallas a tiempo, equivocándose rápido y a bajo costo, pero sobre todo permite recoger información suficiente para validar la hipótesis planteada y fortalecer la oferta de valor.


Agile: